Despliegue oxímoron

Mientras se pierde tu icono

entre los granos del tiempo

me flagelo con tus defectos.

Tu andar de pato con tacones

rogando al suelo un ósculo.

Funambulesca doblada

sondeando por torceduras.

Allá va otro momento

por el embudo del recuerdo.

Huérfana desequilibrada.

Buscando culpables

para que expíen

los pecados de tu padre

con tu ira irracional.

Ahí va otra partícula bajando

hacia al definitivo olvido.

Tus quejas en sí sostenido

¡Tengo frío!

¡Hace calor!

¡Qué sueño!

¡No me duermo!

Mando todo es al cuerno.

Ya ni siquiera son recuerdos.

Pero sobre todo

Te odio por tu silencio.

Tu conformarte con el dolor

Postrada en todo momento.

Tu apagarte sin interruptor

dejando el mundo oscuro.

Extraviando los te quiero

hasta con tu último aliento.

Incluso la totalidad de  esto,

bendito cúmulo de defectos,

se perderá como un grano de sal

en la orilla de un distante mar.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s